Compartir

¿Cómo asegurar un arranque robusto y un plan estratégico que permita el desarrollo y crecimiento de una idea a largo plazo?

El mundo empresarial avanza rápidamente y es cada vez más competitivo, la revolución digital ha incorporado nuevas exigencias para las empresas, y asimismo ha abierto nuevas oportunidades de negocio. En este contexto, emprender es una labor compleja y que se debe hacer cada vez mejor pensada, por eso nos preguntamos: ¿qué es lo que una PYME necesita para ser robusta en su arranque?

José Paulo Martínez, prominente empresario, visualiza la necesidad de cerrar la brecha existente entre el proceso de madurar una buena idea y la adaptación a un mercado cada vez más cambiante. Es por eso que, junto a otros profesionales y a través de una alianza con la Universidad Creativa, han diseñado un bloque de cursos que busca preparar a los emprendedores para que puedan sostener su idea y desarrollarla acorde a las exigencias actuales.

Este bloque de cursos se impartirá en la modalidad de certificación, como parte de los programas de Actualización Profesional y cursos libres de la Universidad, abierta para todo público, bajo el nombre de Creación y Gestión Empresarial. Martínez agrega: “lo diseñamos pensado para ser un kit de herramientas que cada estudiante se lleva y podrá aplicar en forma práctica constantemente, de manera que mejore su productividad y le ayude a ordenar los procesos necesarios para el éxito”.

Martínez, quien además es profesor de la UCreativa, explica que hay un período inicial de 3 años en el que muchas PYMES desaparecen, a eso le llaman la zona de muerte. Para sobrevivirla, el experto ofrece 5 consejos básicos, alineados a las necesidades actuales.

Asesorarse con un abogado. Lo más importante al iniciar un proyecto o empresa es tener claros los requerimientos y obligaciones legales, asociados a la naturaleza del mismo.

Priorizar el proceso de planificación. Es indispensable invertir tiempo en elaborar un plan estratégico que contemple lo operativo, lo comercial, lo financiero y las metas de crecimiento, alineadas con la capacidad de la empresa.

Prepararse en Marketing Relacional. Todo empresario debe relacionarse, necesita del ecosistema a su alrededor para crecer. No solamente hablamos de alianzas externas o posibles clientes, sino de las relaciones que necesita una empresa internamente para operar y la capacidad de su líder de delegar cada área a un experto en la materia.

Desarrollar una estrategia digital. Es inevitable hoy en día tener presencia digital y mientras más sólida sea nuestra estrategia desde el inicio, mejores posibilidades tendremos de sobrevivir y crecer.

Determinar la fortaleza emocional para emprender. El líder emprendedor debe tener la energía, tiempo y disciplina para sacar adelante su idea.

Asegurar un buen comienzo, tener un norte claro y una estrategia sólida, será también una garantía de que podremos asumir los proyectos y atender correctamente las necesidades de los clientes, impactando así también la imagen de la empresa y el posicionamiento positivo en el mercado.

En : general
IR HACIA ARRIBA