Compartir

El 2020 obligó a dar un salto para el que no estábamos preparados, ahora vendrá una etapa de volver a la investigación y análisis de la experiencia que queremos crear.

Por definición no podemos crear una experiencia, porque eso es algo específico de cada persona, de cómo va a reaccionar cada uno según su emocionalidad a un estímulo, pero sí podemos crear un entorno de situaciones que faciliten una experiencia positiva. Ese es el trabajo del UX, diseñar el lado interactivo del producto a partir de una arquitectura de contenido.

Esto siempre irá de la mano con una interfaz sensorial, en muchos casos visual pero no exclusivamente, investigación, historias de los usuarios, perfiles de personas, pruebas de usabilidad (si funciona o no, si las personas ven lo que quiero que vean, si el wifi que puse se necesita o no, si cuando hago una encuesta la gente la va a querer llenar).

Podría resumirse en el estudio de comportamientos humanos y su relación con las necesidades existentes, es decir, qué necesitan las personas y cómo les ofrecemos una solución de valor en función de sus rutinas y formas de consumo.

En Costa Rica los expertos concuerdan que hay aún una confusión del rol del diseñador UX, pues no se ha desarrollado suficiente su nicho laboral. Hasta el momento, las empresas y emprendimientos se han enfocado en la programación web de sus plataformas, pero apenas se está empezando a profundizar en el diseño de una experiencia digital para el usuario.

El UX es una tendencia que llegó principalmente de EEUU. En las profesiones del futuro, el oficio de UX está en el segundo puesto de los perfiles más buscados en los próximos 10 años. Esto ha avanzado con la tendencia de ser “clientecentrista”, en la que todo se estructura alrededor del conocimiento del cliente.

El 2020 obligó a muchas empresas a dar un salto de digitalización para el que no se habían preparado. Hubo que priorizar y se invirtió primero en mejorar las plataformas web, los sistemas de E-commerce y la presencia en redes sociales. Hacer esto sin diseñar primero la experiencia del cliente es saltarse un paso, por eso, en el 2021 predecimos un aumento en la demanda de profesionales en UX, ya que tanto empresas como emprendedores tendrán que volver a investigar y revisar ese paso.

Por eso es un área con gran oportunidad para desarrollarse como profesional y optar por certificaciones o cursos de actualización profesional, que den las herramientas para optar por estos puestos de trabajo.

En nuestra universidad tenés muchas posibilidades de estudio y actualización profesional, sumado a la asesoría indicada para marcar una ruta ideal para tu carrera. Podés conocer más a fondo la Certificación Técnica en UX Design aquí en nuestro website, o bien comunicarte con nuestros asesores vía Whatsapp al +506 8809-5620.

IR HACIA ARRIBA