Compartir

La combinación de creatividad propia de cada persona con herramientas tecnológicas es lo que permite solucionar los problemas de diseño.

“Nunca hay una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión” esta frase del conocido poeta Oscar Wilde, sin duda abre la puerta para entender por qué el diseño gráfico es un pilar indispensable en la economía en general, pero principalmente ante la digitalización.

Esto porque la primera impresión de hoy día se da en segundos, sabemos que el uso de dispositivos electrónicos implica una ventana de atención corta en el mar de información al que nos exponen. Por eso, atraer al ojo humano con un estímulo de colores y formas se convierte en herramienta clave.

La combinación de creatividad propia de cada persona con herramientas tecnológicas es lo que permite solucionar los problemas de diseño, siendo la capacidad analítica y pensamiento crítico los primeros pasos para desarrollar ideas innovadoras, y la tecnología es el medio que facilita su implementación.

Hoy en día es muy importante que todos los elementos dentro de la comunicación de una empresa, proyecto o líder de opinión, transmitan seriedad, confianza y fiabilidad en lo que se hace. También puede requerirse que marquen el tono de la conversación: crítica, jocosa, infantil… El diseño gráfico aporta la comunicación no verbal, coloca los elementos correctamente para evocar los sentimientos deseados en nuestro público.

La transformación digital le ha dado un protagonismo sin precedentes a todo lo visual. Se calcula que muy pronto el 80% de todo el tráfico de internet será a través de videos, y sabemos que no se refiere solamente a una persona hablando frente a cámara, sino a audiovisuales más complejos con infografía e imágenes.

En la era digital, se les llega a los clientes a través de páginas web y apps, todas ellas compiten por ofrecer una experiencia satisfactoria al usuario, esto depende en gran medida del trabajo de diseño gráfico e interfaz visual. Lograr atraer la atención y, sobretodo, diferenciarse del resto, es una tarea compleja y cada vez más retadora.

Es claro por qué el diseño gráfico tiene muchísimo que ver con el proceso de cerrar una venta, de convencer al público meta que tome la acción que queremos lograr. Este profesional debe saber combinar sus habilidades creativas con un manejo muy profundo de las herramientas tecnológicas a su haber, para lograr piezas de impacto, campañas que apelen a esa emocionalidad humana que convence.

En nuestra universidad tenés muchas posibilidades de estudio y actualización profesional, sumado a la asesoría indicada para marcar una ruta ideal para tu carrera. Podés conocer más a fondo el Bachillerato en Diseño Gráfico aquí en nuestro website, o bien comunicarte con nuestros asesores vía Whatsapp al +506 8809-5620.

En : Diseño
IR HACIA ARRIBA