Compartir

Desde modificar sus productos y marcar nuevas tendencias, hasta aportar a las necesidades comunes que trajo la pandemia, los grandes negocios de moda enfrentaron valientes la crisis

Si tuviéramos que elegir una palabra que describa lo que se vivió en el 2020 es “reinventarnos”. Todos los planes tuvieron que cambiar de forma abrupta, los negocios transformarse, los usuarios adaptarse a restricciones y nuevas formas de consumo. En general, nos tomó por sorpresa el aislamiento necesario para contener la pandemia, principalmente porque esto significó cancelar eventos masivos, entre ellos los desfiles de moda.

El mundo de la moda fue muy golpeado por el aislamiento, por un lado, porque tienen un calendario muy activo de eventos presenciales para presentar sus colecciones, y, por otro, porque el consumo de moda cayó dado que las personas estaban en su casa sin necesidad de salir y vestirse trendy.

Claro está que todo es una oportunidad, y por eso, ahora que debemos utilizar mascarillas y guantes, no han faltado propuestas para hacer de estas prendas lo mejor posible. El British Fashion Council creó su colección de mascarillas “For people and planet” junto con Bags of Ethics, que son sostenibles y reutilizables, y tiene como objetivo recaudar 100 millones de dólares que serán destinados a asociaciones benéficas. Ayudarán a no agotar los insumos del sector de la salud y además no utilizan plástico en la creación de las mismas.

Los diseñadores han optado por presentar colecciones más protectoras en tiempos de pandemia, Dior por ejemplo nos presenta una renovada y menos ajustada al cuerpo versión su famosa chaqueta Bar. “La idea era confeccionar una chaqueta con la que sentirse como en casa. Trabajamos mucho con los tejidos suaves y rústicos, como el lino y el punto. La gente hoy en día quiere protegerse, un aspecto que hasta ahora no habíamos tenido en cuenta. Tenemos un estilo de vida más privado y nuestra relación con la ropa será más personal e íntima”, explicó a la AFP la directora artística de Dior, Maria Grazia Chiuri.

Otras grandes casas de moda hicieron adaptaciones similares, por ejemplo Kenzo creó pañuelos que se pueden utilizar sobre las mascarillas de protección, para darle un giro más glamoroso y personalizado a cada outfit de la colección.

Estos gigantes del mercado mundial también se han solidarizado con la enorme necesidad que ha evidenciado la crisis por pandemia. Entre ellos Louis Vuitton, Dior y Givenchy, que producen desinfectante para manos gratis para las autoridades francesas.

Todo este tipo de productos también aprovecha la tecnología de e-commerce, pues parte de la nueva normalidad es que todo se puede adquirir de forma virtual. Asimismo se han transformado los eventos. Hubo pasarelas y presentaciones de nuevas colecciones que los espectadores disfrutaron desde la comodidad de su casa.

En nuestra universidad tenés muchas posibilidades de estudio y actualización profesional, sumado a la asesoría indicada para marcar una ruta ideal para tu carrera. Podés conocer más a fondo el Técnico Superior en Administración de Negocios de Moda aquí en nuestro website, o bien comunicarte con nuestros asesores vía Whatsapp al +506 8809-5620.

En : Modas
IR HACIA ARRIBA