Compartir

Tras la pandemia, los negocios de Centroamérica adoptaron modelos de creatividad y tecnología para continuar operando.

Debido a la pandemia del Covid-19 y las medidas de distanciamiento físico, las empresas del Istmo y el mundo se vieron en la necesidad de implementar la tecnología para continuar brindando sus productos y servicios. La creatividad y la tecnología en Centroamérica, así como la innovación, son las claves para su posicionamiento en el mercado.

De acuerdo con un sondeo realizado por KPMG México a 150 directivos y directivas de la región, 78% de los participantes de Centroamérica opinaron que la innovación y la tecnología es más relevante que hace un año.

José Francisco Coto, presidente de la Universidad Creativa de Costa Rica, asegura que, ahora más que nunca, la creatividad y la tecnología en Centroamérica convergen y están trasformado todos los modelos de negocios a nivel global.

“Son funciones de todos los modelos de negocios, del sector agrícola, industrial, turismo. Todos están viendo la necesidad de incorporar la creatividad y la tecnología dentro de su ADN de modelo”, dice.

Al explicar la situación de Costa Rica, el experto asegura que la industria creativa atraviesa por un buen momento. Principalmente, porque desde hace tiempo ha buscado capitalizarse como un hub en la prestación de servicios creativos.

Destaca que en Costa Rica se han instalado multinacionales que desarrollan negocios con un modelo sobre creatividad, innovación y tecnología. Esto, debido a que el país ofrece el talento humano y los recursos para su funcionamiento.

Impulso para la creatividad y la tecnología en Centroamérica

El presidente de la Universidad Creativa reconoce que la pandemia ha sido un reto para la humanidad, pero también ha impulsado la necesidad de transformación tecnológica, creativa e innovadora.

“Es la combinación de una inversión de muchos años hecha por empresas, academia y gobierno. Puntualmente, impulsada por una crisis que trae consigo una alta necesidad de transformación”, agrega.

Explica que la crisis sanitaria impactó en los negocios. Del lado de la demanda hubo una reducción del consumo de bienes y servicios. Por ello, el gran aporte de la creatividad y la tecnología en Centroamérica entra en la transformación de sus modelos de comercialización para acercarse al consumidor.

Esto, a través de modelos basados en compras en línea, entregas a domicilio y medios de pago digitales. De este modo se ha trasformado la experiencia de consumo radicalmente.

Tras este cambio en los hábitos de los consumidores, surge la necesidad de que las empresas tengan un mayor acercamiento con las y los clientes a través de aplicaciones digitales creativas. Estas herramientas deben incentivar la intención de consumir un bien o servicio.

Coto resalta que también se dio un cambio en la cultura de los negocios. Debido a la emergencia sanitaria se tomaron decisiones desde el liderazgo de las empresas para el uso de la tecnología. Apunta que el caso más representativo de la trasformación fue adoptar el modelo Work from Home.

“Las industrias creativas tienden a ser más limpias desde el punto de vista energético. Además, hay transferencia de conocimientos y creación de soluciones innovadoras. A través de las industrias creativas y tecnológicas, Centroamérica puede insertarse de lleno a jugar de manera relevante en el escenario global”, concluye.

Extraído de: Forbes

IR HACIA ARRIBA