Compartir

La impresión 3D existe desde hace más de 30 años, pero no es hasta los últimos 10 que creció rápidamente en empresas y hogares. El aumento en su popularidad se debe a que la tecnología representa nuevas oportunidades en términos de producción y posibilidades de fabricación en sectores médicos, aeroespaciales, automotrices, artísticos, entre muchos otros.

Según una encuesta realizada por Jabil, una de las empresas estadounidenses más importantes en el sector de manufactura, hasta un 81% de los productores están utilizando la impresión 3D. Algunos de los nichos que está revolucionando son la personalización de piezas, el prototipado, la producción bajo demanda específica y la producción descentralizada.

También la tecnología se ha popularizado en pequeños negocios, escuelas, colegios y en las universidades es ya esencial contar con al menos una impresora 3D. En Costa Rica, hay negocios ubicados en las siete provincias que ofrecen servicios de impresión o bien productos manufacturados por medio de impresión 3D.

Giulana Cappella, representante de la empresa Pictronic, explica que en nuestro país la impresión 3D se utiliza para suplir muchas necesidades, entre ellas solicitudes muy específicas de prótesis tanto para humanos como para animales, lo que deja explorar un área entre medicina e ingeniería.

“La impresión 3D es fascinante porque podés ir de una idea a tenerla en la mano en cuestión de horas, pasas de algo intangible a algo tangible muy rápidamente,” explicó Cappella. “Podés pensar en una solución a un problema, diseñarla en 3D y hacer un prototipo. Probablemente los primeros prototipos fallen, pero eventualmente llegarás a una solución a través de un proceso iterativo,” agregó.

El estudio en el área de la impresión 3D está dirigido a cualquier mente curiosa que quiera ser parte de esta comunidad. Los conocimientos que adquiere te permitirán gestionar todo el proceso de manufactura aditiva o impresión 3D (de tipo FDM), desde comprender la historia y los alcances hasta la producción de piezas finales.

“Los tipos de impresión 3D más comunes en Costa Rica son la impresión de filamento y de resina. La primera es la más difundida y la más segura, ya que dan la mayor gama de aplicaciones,” indica Cappella. Podés imprimir desde partes de carros, repuestos que se dejaron de producir, hasta cortadores de galletas, pasando por aplicaciones para el diseño de moda.

En un programa, como la Certificación Profesional en Impresión 3D de la Universidad Creativa aprenderás acerca de programas rebanadores, de modelado para impresión 3D, técnicas de impresión, tratamientos de las piezas, tecnología de materiales, funcionamiento de impresoras 3D y también cómo darles mantenimiento mecánico y de software.

No es necesario tener conocimientos en ingenierías o similares para aprender a utilizar una impresora 3D. Lo importante es el proceso de aprender a utilizar la impresora para encontrar soluciones, explicó Giulana Cappella.

Todo lo anterior, lo podrás aprender a través de la práctica ya que con esta certificación el estudiante tiene la oportunidad de aplicar los conocimientos adquiridos con su propia impresora 3D.

En nuestra universidad tenés muchas posibilidades de estudio y actualización profesional, sumado a la asesoría indicada para marcar una ruta ideal para tu carrera. Podés conocer más a fondo la Certificación Profesional en Impresión 3D aquí en nuestro website, o bien comunicarte con nuestros asesores vía Whatsapp al +506 8809-5620.

IR HACIA ARRIBA